miércoles, 15 de marzo de 2017

Responsabiliza Yunes Linares a diputados por no reestructurar la deuda a su modo

Veracruz.- La soberbia es mala consejera, pero nadie se lo atreve a decir al que actúa de esa forma, y en lugar de llevar las cosas a buen fin las complica, hasta ponerlas en un callejón sin salida.
Enterado que los diputados locales de Morena, PRI, Grupo Mixto y Partido Verde votaron contra su propuesta de reestructuración de la deuda, el gobernador Yunes Linares no acepta su derrota y afirma, sin mayor convencimiento, que “Veracruz saldrá adelante” al tiempo que, retador, dice que “no me duele pagar el salario de los trabajadores estatales, a diferencia de lo que cobran los diputados que no tienen compromiso” y vuelve a recurrir a la estrategia del miedo, al señalar que “con lo que hicieron el día de hoy nos veremos incluso en dificultades para pagar sueldos pero les digo algo, siempre preferiré pagar el sueldo de una maestra, de un policía, un médico, de una enfermera o pagar la pensión de un jubilado, que pagar el sueldo de una diputada o de un diputado de los que no tienen compromiso con Veracruz, y no van a lograr que le vaya mal a los veracruzanos”.
A través de un video, el Ejecutivo estatal aseguró que “el objetivo (de la reestructuración) no era (obtener) más crédito, sino disminuir el pago que se hace de manera mensual por los préstamos que pesan sobre las finanzas estatales (…) los diputados del PRI, Morena y Partido Verde se pusieron de acuerdo para votar en contra de la reestructuración de la deuda. Nos hicieron un enorme daño a los veracruzanos. No se trataba de pedir más créditos, se trataba de pagar menos intereses. Menos intereses de una deuda enorme que dejó Duarte a los veracruzanos, casi 50 mil millones de pesos de deuda” y por ello “esos partidos quieren afectar a Veracruz”.
El gobernador asegura en su mensaje que “lo que yo quería lograr era bajar esas tasas de interés para tener más recursos y poder atender las necesidades básicas de los veracruzanos que demandan todos los días más seguridad, mejores servicios públicos, más medicinas en los hospitales, becas para jóvenes y para niños, atención a los ancianos.
Esto es a lo que se opusieron los diputados del PRI, Morena y Partido Verde. Quieren que le vaya mal a Veracruz. Saben perfectamente bien que con lo que hicieron nos veremos incluso en dificultades para pagar sueldos”, y cuando a cien días de gobierno los cuestionamientos contra las fallidas estrategias de su régimen ya son tema obligado en todas partes y surge el desencanto y la decepción, vuelve a hablar del “cambio” que nadie ve por ninguna parte, pero “se dará a pesar de estos obstáculos”. 

Gobernantes

No hay comentarios.: