miércoles, 12 de julio de 2017

Empresas privadas encuentran gran yacimiento en el Golfo de México

México.- El primer pozo exploratorio en aguas someras perforado por empresas privadas en la parte mexicana del Golfo de México dio con un volumen de petróleo que lo ubica en el octavo lugar entre los descubrimientos históricamente registrados en el país.
Se trata del pozo Zama-1 perforado a 60 kilómetros de la costa de Dos Bocas, Tabasco, por el consorcio formado por las empresas Talos Energy, Sierra Oil and Gas y Premier Oil, basadas en Estados Unidos, México y el Reino Unido, respectivamente, cuyos recursos iniciales fueron estimados por Talos en un rango de entre mil 400 y dos mil millones de barriles de crudo equivalente (bpce).
Ese volumen sería el octavo en registros de descubrimientos ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos, y se compara por ejemplo, con los mil 34 millones de bpce calculados en el proyecto de aguas profundas Trión, que Pemex explotará junto con la australiana BHP Billiton.
En entrevista con El Financiero, Tim Duncan, presidente de Talos Energy, explicó que las reservas fueron encontradas bajando primero una profundidad marina de aproximadamente 166 metros en donde se encontró una gruesa roca en la que posteriormente perforaron 3 mil 380 metros.
Los hidrocarburos encontrados, explicó, son petróleo crudo de entre 28 y 30 grados API (American Petroleum Institute) medida que lo ubicaría entre los crudos de medianos a ligeros, bajo estándares internacionales, además de algunos gases asociados, destacó Duncan.
De acuerdo con especialistas, esa calidad del crudo encontrado por Talos y sus socios, lo hace útil para las refinerías mexicanas.
Al momento, de acuerdo con la empresa, se ha destinado una inversión de 50 millones de dólares en el proyecto.
FRUTO DE LAS RONDAS
​La perforación del pozo inició el 21 de mayo de 2017 en el bloque siete cuyo derecho a perforar ganó el consorcio durante la histórica primera licitación de la Ronda 1 organizada por la CNH en 2015.
En dicho concurso sólo fueron colocados dos bloques de un total de 14 áreas contractuales ofrecidas por el gobierno, ambos obtenidos por las mismas compañías ya referidas.
Para ganar, el consorcio formado por Talos, Sierra y Premier, ofreció al Estado mexicano un 69 por ciento de la utilidad operativa del producto de la venta del petróleo recuperado en el bloque.
Con ello, este conjunto de compañías conservará el 31 por ciento restante de la misma, ya descontados los costos.
“Una vez que determinemos la rentabilidad, el gobierno tomará cerca del 70 por ciento de esa rentabilidad”, destacó el líder de Talos Energy, que tiene su sede en Dallas, Texas.
La estimación inicial del proyecto, dijo Duncan, es que habrán de hacerse al menos tres pozos más para determinar la cantidad de reservas recuperables, cuyo porcentaje podría rondar el 30 por ciento del volumen original, indicó.
Como referencia, Trión ofreció una recuperación del 22 por ciento de las reservas estimadas, de acuerdo con cálculos de Pemex.
De acuerdo con información de Talos, el pozo Zama-1 sería el activo número 21 de la empresa en el Golfo de México, pues tiene una serie de perforaciones similares en aguas tanto someras como profundas y ultraprofundas en el lado estadounidense.

No hay comentarios.: