miércoles, 9 de mayo de 2018

López Obrador condiciona el “sí” para el NAIM: sólo si lo financia la iniciativa privada

Ciudad de México.- El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, consideró la probabilidad de aceptar que se construya el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) si resulta triunfador en la elección del próximo 1 de julio, siempre y cuando sólo lo financie la iniciativa privada.
En entrevista, en el marco de su gira por los municipios mexiquenses Tenancingo, Huixquilucan y Cuautitlán Izcalli, señaló:
“Si es negocio, como ellos sostienen, nos ponemos de acuerdo, se hacen licitaciones y se concesiona. Incluso, es un acuerdo con los mismos que ya tienen los contratos más grandes. Ellos tienen con qué, los que ganaron los contratos”.
El tabasqueño consideró que lo mejor es “llegar a un buen acuerdo, que seguir con una obra financiada por el gobierno federal, con el presupuesto público que nos vaya a costar más”.
Ya entrado en dichos, comentó que desde ahora anuncia que lanzará una concesión y licitación para que sea la inversión privada, no la pública, “porque no hay tanto dinero”, quien construya ese aeropuerto, porque sabe que sí se puede construir sobre el Lago de Texcoco o sobre los océanos Pacífico y Atlántico, pero la inversión es muy alta.
No obstante, insistió en que la saturación del tránsito aéreo se pude resolver, con menos inversión, habilitando el aeropuerto de Santa Lucía.
“Pero si insisten en hacer el aeropuerto en el Lago de Texcoco, lo único que pediríamos sería que no se utilizara el presupuesto público, porque hasta ahorita han destinado 85 mil millones de pesos y todavía, ni siquiera, terminan de rellenar el terreno. Entonces no queremos que eso sea un barril sin fondo, porque no tendríamos presupuesto para atender las necesidades de los mexicanos”, agregó.
Durante los mítines, la gente gritaba a López Obrador sus quejas por los abusos cometidos por sus presidentes municipales. Ante lo cual, el tabasqueño les prometió que no los iba a defraudar, pero les pidió cuidar las urnas y que inviten a sus familiares y amigos a salir a votar por Morena, no sólo para la Presidencia de la República, sino también para los congresos de la unión, a nivel federal y estatal, porque “ahí se van a querer atrincherar” sus adversarios.
“No es personal”, pleito con empresarios
Respecto al pleito con el sector empresarial, López Obrador dijo que no es un asunto personal, sino un tema de interés público.
“Los empresarios tienen nuestro respeto. Me están llegando cartas de empresarios que me dicen que no se sienten representados con esa campaña”, añadió. En el mitin de Cuautitlán, alguien colgó un cartón con la leyenda: “Soy pequeño empresario y no me siento representado por los que no están con AMLO”.
En sus mítines, el candidato de la alianza Morena, PT y PES repitió que, de ganar la elección presidencial, mejorarán las condiciones laborales de los trabajadores. “Tenemos el remedio para los males que aquejan a nuestra nación. Lo que se roban se va a utilizar para mantener a un gobierno democrático”, señaló. De inmediato, la multitud coreó: “¡Obrador!, ¡Obrador!”
El exjefe de gobierno se comprometió a bajar los sueldos de la alta burocracia para aumentar el de los trabajadores. Habrá justicia laboral, dijo y todos le corearon: “¡Presidente! ¡Presidente!”
También prometió bajar el precio de la gasolina, dejar de comprar alimentos en el extranjero, pues explicó que al año se compran 14 millones de toneladas de maíz, producto de origen mexicano. Además, reiteró el apoyo a los jóvenes para que no dejen de estudiar y tomen el mal camino. “¡Becas sí, sicarios no!”, exclamó. Afirmó que crearán un censo de jóvenes y cancelará la reforma educativa, porque “lo que les hicieron a los electricistas, se lo hicieron a los maestros” respecto a su fuente de trabajo.
Según el tabasqueño, todos los cambios empezarán desde diciembre de este año, porque aseguró que ganará la elección y hasta se acabará el “espionaje político”.
“Quiero pasar a la historia como un buen presidente. Quiero tocar con mi dedito la gloria”, dijo entre risas.
En la gira por municipios mexiquenses, Andrés Manuel López Obrador estuvo acompañado por los candidatos a senadores Higinio Martínez y Delfina Gómez. Esta última advirtió que los priistas y panistas ya comenzaron a repartir cemento y varillas en las zonas más necesitadas, así como despensas en Tenango y Ocosingo.
“Estamos preocupados por la falta de justicia. ¿Cómo le podríamos hacer? Pues cambiando la forma de hacer política. En estas zonas hay que poner mucha atención, debemos hacer dos cosas: salir a votar y llevar a votar a 10 personas, de manera voluntaria y cuidar las casillas. Debemos estar puestos para que no nos engañen porque ya están empezando a dar dádivas y despensas a cambio de sus credenciales de elector. Hay que denunciarlo”, conminó la excandidata a gobernar el Estado de México.

Proceso

No hay comentarios.: