viernes, 17 de abril de 2015

Olores delatan descargas clandestinas de empresas

Estado de México.- Ricardo Henkel Reyes, integrante de la directiva de la agrupación "Industria Limpia", reconoció que es evidente que algunas plantas industriales arrojan de manera clandestina desechos tóxicos al río Lerma.
Ejemplificó que en la zona de Ixtlahuaca por la madrugada se perciben olores fuertes y muy desagradables en el área aledaña al río Lerma; es evidente que alguna empresa está arrojando de manera clandestina desechos tóxicos y así lo evidencia el hedor.
También es indudable que esto ocasiona daños a la población y a los ecosistemas, indicó el también consejero del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem).
Lo anterior, luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), dio a conocer el miércoles que por contaminar la cuenca del Río Lerma, durante la presente administración han sido clausuradas 31 empresas que han recibido multas hasta por 53.1 millones de pesos, 13 de ellas en el Estado de México.
Henkel Reyes sostuvo que las empresas deben cumplir con las leyes y normas, y en caso de ser requeridas, hacer uso de su derecho de audiencia si se está cumpliendo o no con ellas.
En este caso, expresó, si estaban arrojando desechos contaminantes al Río Lerma, es una falta grave y se pronunció por hacer conciencia entre la población y los empresarios de la situación que se ocasiona con acciones como esta.
Si las sanciones han estado fundamentadas hay que cumplirlas, manifestó el entrevistado.
Indicó que actualmente hay alrededor de 40 empresas afiliadas al programa Industria Limpia; la cifra no ha aumentado mucho, pues desgraciadamente la certificación es voluntaria.
Es como el llamado a misa, si gusta el industrial va, sino no, explicó el empresario.
Invitó a las empresas a certificarse, ya sea en el ámbito federal o estatal, de acuerdo al lugar en donde esté arrojando sus aguas residuales.
Cabe señalar que en un comunicado la Profepa detalló el miércoles que las sanciones derivaron de mil 816 visitas de inspección a las industrias establecidas a lo largo de la cuenca de ese río, donde de las 31 clausuras, 14 son de carácter total y 17 parciales.
Detalló que esas acciones han permitido mitigar la contaminación de ese afluente, cuya extensión es de 708 kilómetros, el cual se origina en Almoloya del Río, Estado de México, cruza los estados de Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Michoacán y desemboca en el Lago de Chapala, Jalisco.
De las visitas de inspección a esas empresas, 885 fueron en materia de residuos peligrosos; 364 en emisiones a la atmósfera, 206 por contaminación de suelos, 109 en descargas de aguas residuales, y 41 en impacto ambiental.
Expuso que de las clausuras, 13 fueron en el Estado de México, una en Guanajuato, una en Jalisco, seis en Michoacán, dos en Querétaro y ocho en la Zona Metropolitana del Valle de México.

No hay comentarios.: