viernes, 17 de abril de 2015

"Palancas", trampolín de mujeres candidatas

Estado de México.- Las mujeres que son candidatas o representantes populares "no llegan por su autonomía, sino porque son apoyadas por otros" o por elites políticas, ya que a los partidos no les conviene buscar mujeres en diversos ámbitos, por no saber si serán fieles o no, sostuvo la investigadora del Centro de Investigación de Estudios de Género y Equidad, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), Graciela Vélez Bautista.
Entrevistada luego de su participación en el coloquio "A 20 años de la declaración de Beijing", realizado en Casa Toluca del Colegio Mexiquense A.C., la especialista dijo que con la reforma político-electoral, en donde se establece que los organismos políticos deberán cubrir una cuota de género en la postulación de candidatos, la paridad es la espina dorsal de la igualdad de género en política, pero no lo es todo.
La profesora e investigadora de la UAEMex, durante el coloquio, destacó que las mujeres elegidas a un cargo de elección popular no llegan por sí mismas a esa instancia, sino por las relaciones que establecen dentro de la esfera política, familiar o sentimental, pues las cúpulas políticas envían a sus hermanas, esposas, amantes, a quienes crean puedan manejar y, en cierta medida, ser obedientes o fieles.
Luego de dictar la ponencia "El desarrollo político de las mujeres más allá de la paridad de género", la investigadora mencionó, al revisar las listas de candidatas para este proceso electoral, que son mujeres que estaban fuera de la política, sin un puesto público, pero pertenecen a un partido político y regresaron o renunciaron a otros cargos para integrarse a ese proyecto.
Agregó que muchas de las aspirantes suelen ser parientes o amigas de la elite política que regularmente es masculina, de esta forma se consideran pueden ser manejadas.
Ante ese conflicto, aseguró que los organismos políticos deberán utilizar el presupuesto etiquetado, expresó para la cuestión de género y mirar a las universidades en donde existen cuadros preparados, pero a veces los partidos "no se mueven" de su entorno.
La perspectiva de género en sus programas, sostuvo, no obedece al número de mujeres, sino al contar con una real preparación, que no se limite a pequeños diplomados o capacitaciones, que es lo que se ve, opinó.
En ese sentido, afirmó que la solución a esa problemática es el trabajo conjunto de la sociedad, gobierno e instituciones educativas, así como de los organismos electorales, es el caso del Instituto Nacional Electoral (INE) y los estatales, además de las universidades, ello pues para aplicar el principio de la transversalidad de género, "que todavía es un sueño".

No hay comentarios.: