miércoles, 17 de junio de 2015

Propone Partido Verde cárcel para quienes quemen llantas

Veracruz, Ver.- El coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde en la LXIII Legislatura de Veracruz, Juan Eduardo Robles Castellanos presentó la iniciativa para incluir en el Código Penal del Estado de Veracruz sanciones de uno a seis años de cárcel y lo equivalente de 300 a 500 días de salarios mínimos a quienes quemen llantas o materiales plásticos contaminantes.
Durante Sesión Ordinaria, el diputado local propuso en tribuna adicionar una fracción –la onceava- al artículo 259 del Código Penal del Estado de Veracruz para imponer cárcel y sanción administrativa a quien sin contar con los permisos, licencias o autorizaciones correspondientes o sin aplicar las medidas de previsión o de seguridad adecuadas:
“XI.-Realice quemas a cielo abierto mediante la combustión de llantas, plásticos o cualquier otro material contaminante de desecho, con el propósito de generar calor o energía para uso industrial o personal, o para la extracción de alguno de sus componentes, provocando degradaciones atmosféricas que puedan ocasionar daños a la salud pública, a la flora, a la fauna y a los ecosistemas”.
El diputado Robles Castellanos dijo que para el Partido Verde Ecologista de México es prioritario garantizar a los ciudadanos un medio ambiente equilibrado y establecer un freno a las personas físicas y/o morales, que no obstante a las sanciones administrativas, persisten en la comisión de delitos ambientales.
Aseguró que el ejercicio de la acción penal, representará una sanción más severa al terrible daño que ocasionan y se logrará además que se comprometan con la sociedad respetando el medio ambiente que todos tenemos derecho a disfrutar, sin la presencia de contaminantes ni con la amenaza de su pérdida o deterioro.
Destacó que la iniciativa busca inhibir a los infractores y de este modo, garantizar de una manera más efectiva y eficiente el freno al daño ambiental que se ocasiona con la quema a cielo abierto de llantas, plásticos y cualquier otro material contaminante de desecho, y así lograr una sana convivencia del ser humano con su entorno.
Robles Castellanos señaló que esa práctica, “como lo he evidenciado, ocasiona graves daños a la salud pública y al medio ambiente, de ahí el que sea indispensable evitar a toda costa que tal proceder siga teniendo verificativo en nuestra comunidad”.

No hay comentarios.: