viernes, 18 de octubre de 2013

Exigimos la destitucion del jefe de la policía: "Queremos una seguridad que funcione"

Reyes La Paz, Méx.-Con la llegada del ex miembro del Ejército Mexicano, el Mayor jubilado por senectud, Gildardo Hernández Urruel aumentaron los asaltos en las principales calles de la cabecera municipal que están plenamente documentados, así como los homicidios porque “Trae unas ideas muy viejas, ya inoperantes sobre cómo se mueve la delincuencia común y organizada en esta localidad” “Debe irse Gildardo Hernández”, advirtieron algunos dolientes que acompañaron el cortejo fúnebre de la jovencita Fabiola, asesinada a balazos por negarse a entregar su teléfono celular.
Esta vez, entre los poco más de trescientos vecinos de la cabecera local que caminaron por las calles de la zona centro de La Paz, para dale cristiana sepultura a la jovencita Fabiola, que murió a consecuencia de un ataque con arma de fuego para despojarla de su teléfono celular, no había ni un “grillo” de la política local “filtrado”, para convertir esta desgracia en un arma política, solo se observaba a  familiares y amigos que silenciosamente y entre sollozos clamaban por un castigo ejemplar para los asesinos.
En su penoso andar por la avenida pudieron leerse modestas cartulinas con mensajes como “Por Fabiola y los casos sin resolver no mas impunidad” “Juntos contra la delincuencia” “Queremos vigilancia que funcionen”, “Basta de tanta inseguridad”.
“No sabemos de dónde trajeron al inútil Director de Seguridad Pública, el ese señor que jubilaron por viejo inoperante, al Gildardo Hernández, es un sinvergüenza que no sabe nada sobre seguridad pública, debieran de correrlo”, manifestaron algunos presentes.
Reporteros en Movimiento

No hay comentarios.: