sábado, 3 de enero de 2015

Cómo creerle a Peña Nieto

México, D.F.- Cómo creerle al Gobierno de Enrique Peña Nieto, si como la “chimoltrufia”, como una dice una cosa dice otra. Y es que apenas en septiembre del año pasado, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso aseguró que el aumento en el precio de los combustibles en enero de 2015 sería el último, pero al iniciar el año el mismo funcionario, “brazo derecho” de Peña Nieto no descartó más “gasolinazos” en este año que arranca. No obstante el acuerdo, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se observa lo siguiente: “En caso de que los precios internacionales de estos combustibles (gasolinas y diesel) experimenten alta volatilidad, el Ejecutivo federal preverá mecanismos de ajuste que permitan revisar al alza los incrementos de los citados precios, de manera consistente con la evolución del mercado internacional”. Según el acuerdo, el precio de la gasolina Magna será de 13.57 pesos, el diesel 14.20 y la Premium costará 14.38 pesos, un incremento de 26 centavos en los dos primeros casos y de 27 en el de la Premium respecto de los precios hasta el último día de 2014. Dichos aumentos se aplicarán en toda la República Mexicana, exceptuando la zona fronteriza (entendida como la comprendida entre la línea divisoria internacional con Estados Unidos y una línea paralela a 20 kilómetros hacia el interior del país) donde los precios máximos estarán sujetos a la política de precios homologados y escalonados, determinada por la SHCP durante el ejercicio fiscal 2014. La SHCP recordó que en la Ley de Hidrocarburos publicada en el DOF el 11 de agosto del año pasado como parte de la reforma energética, se estableció que el Ejecutivo federal establecería la regulación sobre precios máximos al público de gasolinas y diesel a partir de este año y como máximo hasta el 31 de diciembre de 2017. Aunque el alza en el precio de los combustibles en México ya estaba prevista en el paquete económico para 2015, ésta se da en un contexto en el que los precios internacionales del crudo se desplomaron en 2014 hasta niveles similares a los de la crisis económica de 2009, incluida la mezcla mexicana de petróleo, cuyo precio cayó casi a la mitad en el último año debido a que actualmente hay un exceso de oferta mundial de crudo y un enfrentamiento entre los productores de Estados Unidos y la Organización de Países Exportadores de Petróleo sobre la cuota de mercado. El Gobierno había publicado, sin embargo en el Diario Oficial: “Conforme se establece en la ley en 2015 únicamente se dará un incremento al inicio del año equivalente a la expectativa de inflación y se mantendrá constante durante el resto del año el precio tanto de gasolina y de diésel”. Y así quieren recuperar la credibilidad de la población.
Gobernantes

No hay comentarios.: