miércoles, 22 de julio de 2015

México gasta más en partidos políticos que en salud: Sistema de Salud

México, D.F.- El acceso a los servicios de salud en el país es un derecho universal establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.  En su artículo cuarto dice: “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud”.
Sin embargo, este rubro no es de los aspectos que más impacto tenga en la administración actual, presidida por Enrique Peña Nieto, pues para este año la Federación destinó 134 mil 847 millones de pesos para la procuración de 121 millones de mexicanos; es decir aproximadamente mil 114 pesos por ciudadano.
En contraste, a pesar de que a inicios de 2015, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un recorte presupuestal de 124 mil 300 millones de pesos, el dinero asignado a partidos políticos aumentó 2.5 por ciento en comparación con 2014,  sin contar el rubro designado a campañas electorales.
El Ramo 12, que es el que garantiza el derecho a la salud de toda la población mexicana y que administra 37 programas presupuestarios, tuvo un ajuste por 3 mil 339 millones de pesos, asociado a reducciones en prestación de servicios en diferentes niveles de atención a la salud (mil 183 millones de pesos); al Seguro Médico Siglo XXI (593 millones de pesos), y para Proyectos de Infraestructura Social de la Salud (400 millones de pesos), según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).
El presupuesto aprobado a salud, en comparación con el de 2014, representa un incremento real de 0.1 por ciento.
En cambio, el financiamiento que los 10 partidos políticos recibirán a lo largo de 2015, es el más alto de los últimos 18 años. El Instituto Nacional Electoral (INE) asignó un total de 5 mil 199 millones 695 mil pesos que deben ser utilizados para gastos de campañas, educación, capacitación política, investigación, para sueldos y salarios, además de un 2 por ciento adicional para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres.
Esa cantidad podría traducirse en 47 hospitales regionales o cinco en el Distrito Federal.
De acuerdo con cifras de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, el número de unidades de salud aumentó 14 por ciento, el de establecimientos con servicios de hospitalización 23 por ciento y el número de camas de hospital 13 por ciento.
Rogelio Gómez Hermosillo, el coordinador de la organización, calificó de inaceptable que el único presupuesto que no se recorte sea el de los partidos políticos, contrario al de sectores básicos como lo es el de salud.
“Si de verdad se quiere tener inercia y arrancar del presupuesto base cero, se necesita reducir ese dinero. El problema es que eso requiere una reforma constitucional que tiene que ser aprobada por los diputados y senadores de esos partidos. La ciudadanía debería ser más exigente en que no se recorte lo que sí es importante”, comentó en entrevista.
 
SinEmbargo

No hay comentarios.: