jueves, 12 de octubre de 2017

Aumentan casos de estrés; mujeres las más propensas

Estado de México.- Debido a los problemas familiares, en el trabajo y los de tipo económico, son detonantes para el incremento en el número de casos de personas con estrés, señaló el psiquiatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Luis Sergio Ponce Guadarrama.
El especialista del Hospital General No. 220 expresó que dichas enfermedades se presentan en varios grupos de edad, desde menores hasta adultos; en cuanto a género, las mujeres son más propensas.
En próximos días, anticipó, se prevé un aumento de ese trastorno sobre todo en profesores luego del sismo de 7.1 grados, puesto que en la entidad y otras del país afectadas no se ha reanudado en la totalidad de los planteles educativos las clases y una vez empiecen a operar, será mucha la presión para cumplir con el plan de trabajo.
En entrevista, el psiquiatra de la delegación IMSS Estado de México poniente refirió que de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, tendrán que pasar de uno a tres meses para posiblemente observar más casos de estrés, esto con base en lo observado en el terremoto de Chile 2010, cuya intensidad fue de 8.8 grados.
Aunado a ello, habrá que considerar el ajetreo de la vida cotidiana, el tránsito vehicular, los conflictos en los núcleos en donde se desarrolla el ser humano y la exigencia laboral, que desembocan en un estallido emocional, es el caso del estrés y ansiedad.
En los centros laborales es común que cada día los patrones o jefes soliciten más trabajos en menor tiempo, lo cual produce estrés, apuntó.
No obstante, es importante buscar las medidas para contrarrestar ese estado, ya sea cómo cumplir con los requerimientos o bien, de manera paralela realizar actividades como yoga, zumba o kick boxing.
En las escuelas, expresó, se aplican medidas como la activación física o la práctica de un deporte.
Indicó que las mujeres son más propensas a ese padecimiento porque llevan una carga más pesada en los núcleos básicos de la sociedad porque trabajan, conducen las actividades domésticas y de atención de los hijos, además de su naturaleza hormonal.
“Son el pilar del hogar, trabaja, es ama de casa, ve a los hijos, les ayuda con sus tareas, organiza el gasto familiar y otras actividades, lo cual las desgasta”.
El estrés, detalló, se presenta por medio de insomnio, baja de autoestima, los pacientes piensan que no pueden hacer bien las cosas, son irritables, tienen trastornos en la alimentación, es decir, come de más o dejan de hacerlo, a veces existen episodios de depresión.
Recomendó evitar consumir por las noches té, café o refresco porque incide en la conciliación del sueño, es importante dialogar con sus familiares o seres queridos sobre su situación, al plantear específicamente cuál es la causa.
Según expertos, el estrés en los últimos años se ha convertido en un problema global que afecta a todas las profesiones, empleos y ocupaciones.
El tratamiento, señaló, consiste en técnicas de relajación o de respiración, no consumir bebidas que alteren su estado de ánimo, y en ocasiones se suministran fármacos para controlar su estado de ánimo o adrenalina.

No hay comentarios.: