jueves, 29 de septiembre de 2016

29 de septiembre 2016, Día Mundial del Corazón

Ciudad de México.-  La Organización Mundial de la Salud celebra el 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón. El objetivo de este día es dar a conocer las enfermedades cardiacas, su prevención, control y tratamiento.
Los principales factores de riesgo son: tabaco, hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, abuso del alcohol, estrés, mala dieta y el sedentarismo.
Según el Ministerio de Salud de la Nación, Se estima que en nuestro país anualmente ocurren al menos 50.000 infartos agudos de miocardio, de los cuales 15.200 mueren, aunque este dato podría estar muy subestimado, ya que muchos pacientes (se estima cerca de la mitad) no son diagnosticados y fallecen antes de llegar a ser identificados.
Fumar y el ataque al corazón
• El fumador que fuma una etiqueta de cigarrillos al día, duplica el riesgo de un infarto, comparado con los no fumadores. Y si fuma dos o más etiquetas, triplica el este riesgo.
• Los fumadores que sufren un infarto de corazón, tienen menos posibilidades de sobrevivirlo que los no fumadores.
• Si continúan fumando después del infarto, aumentan las posibilidades de sufrir un segundo infarto.
• Las mujeres que fuman y toman pastillas anti-conceptivos, aumentan muchísimo los riesgos de un infarto.
¿Qué se puede hacer para evitar un infarto de miocardio?
Lo positivo es que, el 80% de los infartos de miocardio prematuros son prevenibles. La mejor receta para mantener el corazón sano, es fundamental:
• Chequeo médico anual.
• Dejar de fumar tabaco. El tabaco daña gravemente la salud, independientemente de cómo se consuma (cigarrillos, cigarros o pipa). La exposición pasiva al humo del tabaco (fumador pasivo).
• Controle la tensión arterial: La hipertensión suele ser asintomática, pero puede causar infartos de miocardio.
• Dieta sana. Una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Se recomienda consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar.
• Ejercicio físico regularmente. Al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma. Al menos 60 minutos casi todos los días ayudan a mantener un peso normal.
• Beber alcohol con moderación.
• Controlar el estrés.
• Practicar sexo.
• Mídase el azúcar en la sangre: La diabetes (exceso de azúcar en la sangre) aumenta el riesgo de infarto de miocardio.
• Mídase los lípidos (grasas) en la sangre: El aumento del colesterol en la sangre incrementa el riesgo de infarto de miocardio.

No hay comentarios.: