jueves, 27 de octubre de 2016

357 millones en el mundo contraen anualmente infecciones de transmisión sexual

Ciudad de México.- Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son aquellas que se contagian a través de fluidos corporales, y se propagan principalmente por contacto sexual incluidos el sexo vaginal, anal y oral, aunque también se pueden contagiar a través de transfusiones de sangre o productos sanguíneos no controlados.
Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que, anualmente, alrededor de 357 millones de personas en el mundo contraen alguna de las cuatro siguientes infecciones de transmisión sexual (ITS) que, por otra parte, son curables: clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis. Otras cuatro, aunque hay tratamientos para controlar sus síntomas son incurables, como: hepatitis B, virus del herpes simple, VIH y virus del papiloma humano (VPH). Muchas de estas se pueden propagar por medios no sexuales, y algunas pueden transmitirse de madre a hijo durante el embarazo o parto. Según el organismo mundial, uno de los problemas de estas enfermedades es que pueden no manifestar síntomas hasta que están muy avanzadas, lo que favorece mucho su contagio.
Los síntomas comunes de las ITS incluyen flujo vaginal, secreción uretral o ardor en los hombres, úlceras genitales y dolor abdominal, ardor y comezón en genitales, sangrados vaginales, dolor durante las relaciones sexuales, llagas, ronchas o ampollas cerca de genitales, ano o boca, dolor y ardor al orinar y micción frecuente entre otros. Más allá del efecto inmediato de la infección en sí misma, las ITS pueden tener consecuencias graves. Algunas como el herpes y la sífilis pueden multiplicar el riesgo de contraer el VIH. La transmisión de la madre al niño puede dar lugar a muerte prenatal, muerte neonatal, insuficiencia ponderal al nacer y prematuridad, septicemia, neumonía, conjuntivitis neonatal y deformidades congénitas.
Anualmente, la infección del VPH provoca 528 mil casos de cáncer cervicouterino y 266 mil defunciones. La gonorrea y la clamidiasis son causas principales de enfermedad inflamatoria de la pelvis, desenlace adverso del embarazo e infertilidad. Por ello, la OMS invita a todas las personas, a evitar conductas sexuales de riesgo, con múltiples parejas o casuales sin protección; el uso de condones o preservativos es muy seguro, retrasar el inicio de relaciones sexuales, informarse bien antes de actuar, incluidos trabajadores sexuales, homosexuales y consumidores de drogas inyectables y visitar al médico ante cualquier duda o síntoma evitando tener relaciones sexuales hasta que se establezca el diagnóstico. Si éste es positivo se recomienda avisar a las parejas sexuales para que tengan el tratamiento adecuado en caso de contagio.
Cuando se usan correcta y sistemáticamente, los preservativos son uno de los métodos de protección más eficaces contra las ITS, incluido el VIH. Actualmente se dispone de tratamiento eficaz contra algunas ITS, además de que hay vacunas seguras y muy eficaces disponibles. 
 
Gobernantes

No hay comentarios.: