viernes, 26 de julio de 2013

Impulsan la UNAM iniciativa para establecer escuelas libres de humo de tabaco

Ciudad de México.- En cada cigarrillo, un fumador consume más de cuatro mil 700 sustancias, que afectan a todos sus órganos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que al día mueren cerca de 14 mil personas (cinco millones al año) por los padecimientos relacionados con el tabaquismo, que constituye un problema de salud pública de atención prioritaria.
Está asociado a la adicción a la nicotina, que involucra procesos emocionales y la necesidad de fumar por los estímulos que los individuos encuentran en este hábito, que representa el factor de riesgo principal para el desarrollo de más de 50 enfermedades, entre ellas, cáncer pulmonar, de labio, boca, lengua, faringe y laringe; bronquitis crónica; hipertensión arterial; enfisema y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).
Además, es causa de carcinomas en esófago y páncreas, deterioro de la dentadura, caída de cabello, arrugas prematuras, pérdida de audición, osteoporosis, úlcera gástrica y aumenta el riesgo de padecer infartos, entre otros daños graves.
En este contexto, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la UNAM, impulsa programas de prevención y atención a la adicción, para contribuir a la mejora de las condiciones de salud individual y colectiva, y fomentar una cultura de atención oportuna de la enfermedad.
Actualmente, trabaja en distintas acciones para ser declarada Escuela Libre de Humo de Tabaco, programa creado por la Secretaría de Salud (SSA), orientado a la prevención y atención del tabaquismo, informó su directora, María Dolores Zarza Arizmendi.
Las acciones y medidas establecidas deben tener metas concretas para lograr el objetivo. La ENEO tiene el compromiso de trabajar en la promoción de un estilo de vida saludable entre los estudiantes, resaltó en el Aula Magna Susana Salas Segura, de la unidad de investigación de la citada instancia.
En su oportunidad, Sofía del Carmen Sánchez Piña, jefa de la División del Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la ENEO, explicó que la propuesta implica una política institucional para la prevención y atención del tabaquismo, además de acuerdos con instituciones de salud para el monitoreo de las instalaciones.
La certificación referida garantizaría que ninguna persona puede fumar en aulas, oficinas, talleres o cualquier lugar cerrado de la Escuela. Además, en términos del respeto a los derechos humanos, se designarían espacios dignos y amplios para quienes fuman, subrayó.
Así, la entidad promoverá, ante las instancias correspondientes, el trámite de declaratoria de espacio libre de humo. Posteriormente, debe colocarse en la entrada de las instalaciones un letrero que indique "Este plantel es espacio libre de humo de tabaco", además de señales en distintas áreas con la leyenda "No fumar", asimismo, deben establecerse programas para ayudar a los fumadores.
Eryka Urdapilleta, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), refirió que en cada cigarrillo se encuentran cuatro mil 700 sustancias, de las cuales, la nicotina es la precursora de la adicción, al provocar la necesidad de fumar.
Al involucrar procesos emocionales y cognoscitivos, el tratamiento es complicado y requiere la intervención de distintas especialidades para eliminar la dependencia. Por sus componentes sociales, psicológicos y físicos constituye un problema de salud pública que demanda atención prioritaria, resaltó la especialista de la Clínica de Tabaquismo y EPOC del INER.
Al respecto, Mónica Velázquez, también del INER, advirtió que constituye el factor de riesgo principal para el desarrollo de más de 50 enfermedades, al implicar el daño a distintos órganos del cuerpo.
Las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y neoplásicas son las más asociadas. El 30 por ciento de las cardiopatías coronarias, nueve de cada 10 de cáncer de pulmón y 90 de cada 100 de EPOC, son causados por el tabaquismo. Aún si presentan parámetros normales en distintas evaluaciones de salud, no existe un fumador sano, concluyó.
La Prensa

No hay comentarios.: