jueves, 18 de junio de 2015

¿Hasta dónde llega el mal uso de las TIC?

Ciudad de México.- En México alrededor de 13 millones de usuarios de Internet tienen entre 12 y 18 años de edad, y todos pueden padecer algún tipo de acoso o maltrato mediante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
Las cifras indican que 40 por ciento de estudiantes de educación básica han sufrido algún tipo de violencia por sus compañeros. También se calcula que del total de casos de bullying, 80 por ciento se aplica en redes sociales y otras plataformas de las TIC.
Por esa razón, el Foro Consultivo, Científico y Tecnológico (FCCT) ha lanzado desde Septiembre del año pasado la campaña #YoLoBorro, para promover el uso adecuado y responsable de las TIC, así como generar conciencia entre la sociedad –en particular entre jóvenes y adolescentes– en torno a ese problema para evitar situaciones de acoso y violencia, pues se calcula que el ciberbullying afecta a 12 por ciento de niños y jóvenes de 12 a 17 años en el país.
Una de las acciones, ha sido la puesta en escena de una obra en la que Emma –personaje del montaje- es una estudiante de preparatoria como cualquier otra. Un día, en una conversación por WhatsApp con su mejor amiga, Mónica, confiesa que le atrae un chico de su clase, aun cuando éste tiene novia. Es tal el nivel de confianza e intimidad con su amiga, que hasta se anima a enviarle, vía teléfono móvil, algunas fotografías sexys. Lo que Emma nunca pensó, es que su amiga la traicionaría, sólo porque le arrebató el primer lugar de aprovechamiento. De esa manera, la conversación y las imágenes fueron difundidas por Mónica en las redes sociales, generando que Emma fuera víctima de ciberbullying por compañeros y maestros, quienes la calificaron de “zorra robanovios”. Esta es la trama de la obra de teatro Ciber@coso.
¿Hasta dónde te puede llevar tu siguiente click?, que forma parte de la campaña #YoLoBorro, pero es una historia que no se aleja de la realidad de miles de adolescentes de México y del mundo que día tras día padecen acoso escolar, el cual, en muchas ocasiones, es aplicado mediante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), convirtiéndose en acoso cibernético. La obra es presentada en el Museo de las Ciencias Universum, de la UNAM, y uno de los principales mensajes de la representación es que “una vez que mandas un mensaje, fotografía o información por las redes sociales pierdes el control absoluto sobre los mismos”.
Durante el debate varios estudiantes de secundaria, quienes fueron invitados a la presentación de la obra, apuntaron que muchos de sus compañeros podrían sentirse identificados con la misma. “Nos refleja, hay muchos que pasan por estos problemas”, expresó una adolescente. Otra joven tomó el micrófono y a punto del llanto aseveró que la obra era prácticamente una narración de su paso por la preparatoria.

No hay comentarios.: