miércoles, 17 de abril de 2013

Fallece Pedro Ramírez Vázquez

Ciudad de México.- El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, uno de los fundadores de la arquitectura moderna de México y cuya obra es tan diversa que va de la construcción del Estadio Azteca, el Museo Nacional de Antropología, el Congreso de la Unión o la nueva Basílica de Guadalupe, falleció ayer a los 94 años, el día que justamente cumplía años.
Integrante de la segunda generación de arquitectos del siglo pasado, también tuvo una gran relevancia en el campo del diseño, y uno de sus trabajos más relevantes es la museografía del Pabellón de México en la Feria de Bruselas, 1957, que le valió el reconocimiento internacional.
Pero también Ramírez Vázquez es uno de los bastiones de la cultura y educación en el país, porque además era un escultor que montó su taller en 1969, y desde entonces sus obras están, por citar algunos recintos, en el Museo Olímpico de Lausana, Suiza y el Museo Daum, en Nancy, Francia. Y en la actividad educativa, fue el primer Rector General de la Universidad Autónoma Metropolitana, académico de la UNAM  y conferencista en muchas universidades alrededor del mundo.
En el tema educativo, alguna vez dijo que su proyecto más importante fue el diseño y construcción de un modelo de escuela rural prefabricada con casa para el maestro, que se instauró en México y en varias partes del mundo.
Sobre el fallecimiento del arquitecto, el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, escribió en su cuenta de Twitter: “México sufre una gran pérdida: Murió el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, uno de los grandes de nuestra cultura. Acompaño a toda su familia”.
Al respecto, el director de la empresa cultural Arquine, Miquel Adrià, señala que Pedro Ramírez Vázquez, si bien fue uno de los arquitectos más importantes del siglo XX en México y un referente de modernidad en todos los sentidos, también fue un gran estratega de la construcción urbana en la capital.
“La Basílica, el Museo de Antropología o el Estadio Azteca son íconos que definen la ciudad, ésta se orienta a partir de estas obras”, apunta en entrevista. “Llevó a cabo obras estratégicas de la ciudad que la convirtieron en una gran capital”.
Para ello, dice, el arquitecto supo entender las necesidades del poder: lo que permitió el apoyo del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz para erigir edificios que marcaron no sólo la capital, sino además urbes como ciudad Juárez.
El también escultor y diseñador mexicano fue de los pocos arquitectos en la historia que trazó a nivel metropolitano el tablero de la capital, comparable a lo que hizo el Barón Haussmann en el París de Napoleón, Alber Speer con el tercer Reich o la Brasilia de Niemeyer.
Adrià destaca también la capacidad del mexicano como estratega para aliarse con diseñadores como Rafael Mijares y Jorge Campuzano para la construcción de obras clave. Hay que recordar también, añade, el tiempo y obra de Ramírez Vázquez como el “momento más triunfante del PRI… de esa monumentalidad hierática”.
Perfil
Nacido el 16 de abril de 1919 en el Distrito Federal. Estudio arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México y de 1942 fue maestro de diseño y planificación urbana en la máxima casa de estudios.
A la par realizó una de las obras arquitectónicas más importantes de México con reconocimiento internacional. Entre sus edificios, destacan la Escuela Nacional de Medicina (CU), el Instituto Nacional de la Infancia, el Museo Nacional de Antropología, obra acerca de la cual publicó un libro con el mismo nombre en 1968; la galería y el museo de Arte Moderno, en colaboración con Rafael Mijares; el Estadio Azteca (1965); las instalaciones donde se disputaron los Juegos Olímpicos de 1968; la nueva basílica de Guadalupe (1976); el Palacio Legislativo (1980); el Museo del Templo Mayor.
Entre los cargos que tuvo en la administración pública, destacan la presidencia del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de México, secretario de secretario de Asentamientos Humanos y Obras Públicas (1977-1982),  presidente del Colegio de Arquitectos de México y de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos; vicepresidente de la Unión Internacional de Arquitectos e integrante del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República.
Su obra y trayectoria fue reconocida en el país y el mundo y Pedro Ramírez Vázquez obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes; reconocimiento del Colegio de Arquitectos de México; la gran Medalla de Oro de la Academia de Arquitectura de Francia; el Gran Premio de la XII Trienal de Milán por el proyecto de Escuela Rural Prefabricada; Medalla de Oro de la VIII Bienal de Sao Paulo; Premio Jean Tschumi de la Unión Internacional de Arquitectos.

No hay comentarios.: